Amamos lo que hacemos,
cuidamos lo que usted ama

¿Quiénes somos?

Con Abnegación, Honor y Disciplina…

Trabajamos con convicción para prevenir y para proteger la vida, la propiedad y el medio ambiente.

Somos el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica.

Nacimos el 27 de julio de 1865 y desde esa época hemos evolucionado para proveer a nuestro país de mejores servicios de prevención y protección en situaciones de emergencia.

Nuestra historia se ha dividido en tres grandes etapas:

En la primera de ellas, de 1865 a 1925, fuimos parte de la Municipalidad y de la Policía. Para ese entonces, no contábamos con muchos recursos económicos, pero pudimos cimentar las bases de nuestros valores y razón de ser.

Vivimos una segunda etapa del año 1925 al 2008, en la cual pertenecíamos al Instituto Nacional de Seguros. Esta época estuvo caracterizada por la expansión de servicios y por nuestro nombramiento como organización Benemérita de la Patria en 1965.

Ahora estamos en nuestra tercera etapa. La empezamos a escribir en el año 2008, al convertimos en una organización descentralizada. Asumimos por completo nuestra administración, la búsqueda de más fuentes de financiamiento y la consolidación de los servicios que ofrecemos.

El Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica está conformado por profesionales de diferentes áreas, quienes trabajamos en equipo para lograr nuestra misión.

Somos bomberos de profesión, voluntarios, reservistas, técnicos, administrativos, todos dirigidos por un Consejo Directivo, quienes marcan el rumbo de nuestra organización.

Trabajamos los 365 días del año, las 24 horas del día para atender diversos tipos de emergencias, que suman más de 50 mil al año.

Contamos con unidades especializadas para atender las diferentes emergencias que se presentan en el país.

Para los bomberos de Costa Rica, la capacitación es fundamental y constante, por lo que para ello contamos con la Academia Nacional de Bomberos.

También nos entrenamos en nuestras estaciones por medio de los programas de capacitación en servicio y de acondicionamiento físico, lo que nos permite certificar, nuestras competencias cada año para brindar un servicio oportuno y de calidad.

Para lograr cumplir con nuestra labor, adquirimos herramientas y equipos de calidad que nos ayudan en nuestras tareas y nos brindan protección.

Contamos con una moderna flotilla vehicular, integrada por diversidad de equipos, acordes con la variedad de situaciones que enfrentamos.

Nuestra operación está respaldada por un sistema de mantenimiento vehicular preventivo y correctivo, que posibilita un adecuado funcionamiento durante la emergencia.

Laboramos en instalaciones seguras, apropiadas y dignas, que cumplen con las condiciones necesarias para desempeñar nuestras tareas diarias.

Contamos con tecnología de punta, que optimiza nuestro trabajo, nos permite ser más eficientes y mantener una relación en armonía con la naturaleza.

Esto es posible, gracias a la administración honrada y transparente de nuestros recursos económicos, los cuales provienen principalmente de tributos captados mediante los seguros y el consumo de electricidad.

Esto ha permitido continuar con la misión de prestar servicios de alta calidad, como la naturaleza misma de la responsabilidad y honestidad de ser Bombero.

Bajo el lema: “La mejor forma de combatir un incendio es previniéndolo”, prestamos servicios orientados a evitar siniestros, vitales para posicionar una cultura de prevención.

Cultura que fomentamos también, por medio de programas de investigación de incendios, evaluación de condiciones de seguridad en edificios, simulacros y revisión de planos constructivos.

Además, impartimos cursos a la comunidad, charlas a niños y jóvenes, brindándoles consejos de cómo actuar en caso de emergencias.

Un trabajo que los Bomberos realizamos basados en los más altos principios humanos y en la búsqueda permanente de la excelencia, a través del impulso de leyes, reglamentos y normas técnicas en materia de protección contra incendios y seguridad humana.

Los lazos de nuestra organización con la población son fuertes, aún cuando no hay emergencias. Impulsamos los buenos valores por medio de agrupaciones especiales como los grupos deportivos, la Banda Nacional de Bomberos, la Escolta y nuestra Rondalla.

Los bomberos valoramos nuestras tradiciones y respetamos nuestros símbolos e historia, ya que indudablemente nuestra identidad está forjada sobre bases que exaltan la dedicación, la valentía y la solidaridad que motivan a cada uno de nuestros miembros.

El Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica forma parte de una gran familia que es nuestro país, y como miembro de esta familia, nuestro compromiso es continuar evolucionando.

Día a día, estamos trabajando en equipo con abnegación, honor y disciplina, para prevenir el peligro y salvar vidas… En un ciclo que nunca termina, por la Costa Rica de hoy y del mañana.


Última hora

Nuestra misión es

Brindamos servicios de prevención y protección para salvaguardar la vida, los bienes y el medio ambiente.

Descarga el app
App Store | Play Store

Font Resize
Contraste