Amamos lo que hacemos,
cuidamos lo que usted ama

Estación Heredia

A mediados del siglo XX…

– ¡Oye Manuel!  ¿Qué estará pasando allá por el mercado? Se ve mucho humo y todos corren hacia allá…

– ¡Jale a ver!  

– ¡Dios mío!  ¿Qué es esto?, se quema el salón de la Banda.  ¡Esto es una calamidad para la ciudad, ayudemos a hacer algo!

Era una tarde oscura de 1958 y el pueblo herediano lloraba su lamentable pérdida, pues ni con la ayuda de todos unidos pudieron controlar el rugido del fuego arrasador que consumió varias estructuras entre las avenidas 2 y 4 calle 4; entre estas estructuras, el preciado salón donde se reunían muchos jóvenes a ensayar melodías que disfrutarían todos en la retreta del parque, el siguiente domingo.

Pareció una eternidad la llegada de los bomberos desde la capital, pero fue notable en medio de tanta adversidad, la presencia de unos jóvenes que apenas sobrepasaban los veinte años, pues ayudaban arduamente y sin escatimar el daño que podrían causar a sus atuendos, inapropiados para la labor peligrosa que desempeñaban.

– ¿Cómo se llaman ustedes?, -preguntó uno de los bomberos-

– Yo soy Glauco -dijo uno-

– Marcos a la orden -dijo otro-

-Aquel flaco que está allá se llama Tomás y el otro que está atrás, Manuel

– ¡Piedades! péinese y venga acá que el bombero quiere conocernos.

A raíz de este evento, nace la visionaria idea de crear el Movimiento del Cuerpo de Bomberos de Heredia, impulsada por los jóvenes Glauco Soto, Marcos Sequeira, Tomás Hernández, Manuel Sánchez Alvarado, Piedades Vindas Bolaños y otros; se emprende la tenaz y larga carrera de la creación del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Heredia, concebida en 1958 y plasmada por el Instituto Nacional de Seguros con la ayuda de sus bomberos fundadores y la comunidad, el 15 de marzo de 1959.

 Por ser gente tan unida, acordaron reunirse en la casa de Don Guillermo López entre Avenidas 6 y 8 Calle 1, (50 sur del Banco de Costa Rica). Después de estas reuniones, se organiza un comité el cual gestiona con el Cuerpo de Bomberos de San José. El Capitán Raúl Alfaro viene a Heredia y se integra al movimiento y a la comisión formada por Marcos Sequeira, Lilliam Sánchez y Francisco Alfaro. Prestan entonces para los nuevos bomberos, mangueras, unos cascos, una bomba portátil, pitones etc., mientras la comisión gestionaba en el INS. En avenida 6 entre calles 0 y 1, (50 oeste del banco de Costa Rica) se desata un gran incendio en un taller de muebles. Los nuevos bomberos desesperados logran hacer un tendido de 250 metros a mano hasta la Iglesia del Carmen.

Sin capa, casco, ni nada que los protegiera.  Cuando llegan las unidades de San José, se encuentran un tendido de mangueras listo para pegarse y enviar el agua.  Al finalizar las labores, felicitan a los valientes jóvenes y los integran al grupo.

De la casa de don “Memo” pasaron a reunirse en la Escuela República Argentina, siguen las reuniones y las charlas de instrucción con el Señor Alfaro. El asunto se había consolidado; se trasladaron a un salón de una Iglesia Evangélica en al barrio de Los Ángeles que se les prestó para este fin. Ahí la comisión empezó a trabajar, ya que del INS les informan que con un pequeño aporte económico (¢100.000) podría iniciar el Cuerpo de Bomberos.

Se pide colaboración a comerciantes, cafetaleros y varias personas con las que se recogen ¢75.000 que se le entregan al INS, mientras tanto, ya el grupo había pasado a un salón municipal, ubicado entre avenidas 5 y 7 Calle 5 (100 metros al sur de la vieja iglesia del Corazón de Jesús). Libro de Oro.

El 15 de marzo de 1959 el INS aprueba la creación del Cuerpo de Bomberos de Heredia.

Al ser las 15 horas de ese día, fue inaugurado junto con personeros del INS.

El día 16 de marzo a las 15:30 horas se recibe un aviso personal, informando sobre un incendio en la casa de Juan Félix Villalobos Fonseca, irónicamente bombero fundador.

Se presenta la M-25 y se encuentra una quema de residuos de la talabartería, donde está ubicada hoy la panadería Leandro (avenida 6 entre calles 4 y 6), en el camino la unidad arrancó una señal de “ALTO” que luego hubo que reinstalar.

El dinero inicial se destinaría para comprar una unidad; en el año 1963 viene la unidad M-20 y se bautizó como Róger Villalobos, directivo del INS, quien hizo grandes aportes para la creación de este cuerpo de Bomberos

En el año 1974, se realizan gestiones para tratar de adquirir el lote en avenida 2 calle 16 (antigua ubicación de la estación). Costado oeste del Estadio Eladio Rosabal Cordero.

En esos años se finalizaba la ciudadela Cubujuquí, se habló con la junta comunal y le informan al señor Edgar Piedades Vindas que la propiedad era de Óscar Pacheco. Nos dimos cita en Avenida 2 Calle 0 y 2 (Costado sur del parque central), se le explica al señor Pacheco y él está de acuerdo en donar la propiedad.

El Bombero fundador Piedades Vindas conocido como Pavi, habla con el Señor Guillermo Martí y estudian la posibilidad de construir la estación de bomberos, a pesar de que el lote estaba al lado del estadio y además dentro de una ciudadela.

La junta gestiona con la municipalidad y con el INS y 7 meses después inicia la construcción del edificio y en el año 1977 se traslada el Cuerpo de Bomberos de Heredia, a la nueva estación (frente al costado oeste del estadio Rosabal Cordero, con tres bomberos trabajando por turnos y dos unidades extintoras.

El tiempo fue pasando y la complejidad de las emergencias fue variando, por lo que fue necesario incluir más personal y unidades extintoras, también la ubicación de le estación casi en el centro de la ciudad hacia complejo la atención de la emergencia, por lo que se comenzó la búsqueda de un lugar más amplio para la ubicación de las unidades y que representase mayor espacio para el personal.

Es así como se logra la obtención de un lote ubicado en la antigua universidad Interamericana en San Francisco de Heredia, 800 metros al oeste y 50 al sur de la Iglesia de San Francisco.

En esta nueva estructura alberga a tres unidades extintoras, una unidad Cisterna para traslado de agua, una unidad de primera intervención para la atención de quemas de charral y captura de animales y enjambres de abejas y un vehículo de apoyo.

24 bomberos permanentes y veinte bomberos voluntarios se encargan de la atención de emergencias y el resguardo de más de 350 mil habitantes de la provincia de Heredia, atendiendo más de 3200 emergencias al año.

El día 03 de diciembre del 2017, es inaugurado la nueva casa de los bomberos, proveyendo más espacio para la ubicación de unidades, así como mayor capacidad para albergar bomberos. Un edifico amigable con el medio ambiente y ubicado estratégicamente.

Además, el edificio alberga la sede regional de la Academia Nacional de Bomberos lo cual permite impartir cursos tanto a bomberos como a la comunidad, dando gran apoyo a las actividades propias de la ANB.

También se comparte espacio con la unidad de transportes, quienes colaboran en el traslado de unidades extintoras y vehículos de apoyo al rededor del país.

Datos Curiosos

-Las mangueras, al principio, se guardaban en la casa de Don Guillermo Alfaro, a sólo 100 metros del incendio que catapultó a los fundadores.

-Había un total de 8 hidrantes en todo Heredia.

-Había 1 bombero permanente por escuadra.

-El 15 de marzo de 1959, la estación fue abierta con la unidad M-25. El 16 de diciembre de 1999, fue entregada otra unidad también llamada M-25.

-En 1963, la estación estrena la unidad M-20.  El 22 de marzo de 1995, la estación también estrena una unidad llamada M-20.

-La unidad M-20, se cambia por la unidad M-10 de la estación de Puntarenas, el 19 de agosto de 1999.

-Donde estuvo la estación de bomberos por 17 años, hoy es una biblioteca pública y hay un vagón de tren en lo que una vez fue sala de máquinas.

-El edificio al costado oeste del estadio Eladio Rosabal, fue dañado por el terremoto del 22 de diciembre de 1990, reforzado en 1991, remodelado en el 2004 y entregado el 6 de enero del 2006.

Hoy día 50 años después, aún contamos con la presencia en calidad de bombero adscrito asesor, al bombero fundador Édgar Piedades Vindas Bolaños.


Última hora

Nuestra misión es

Brindamos servicios de prevención y protección para salvaguardar la vida, los bienes y el medio ambiente.

Descarga el app
App Store | Play Store