Amamos lo que hacemos,
cuidamos lo que usted ama

Estación Paraíso

Reseña histórica de Bomberos Paraíso

La inquietud por crear un Cuerpo de Bomberos en Paraíso nació por los años 60, cuando voraces incendios destruyeron por completo el Mercado Municipal, la escuela, pequeñas industrias de producción de dulce (trapiches), beneficios de café y humildes viviendas de la zona. Muchos grupos de la región se organizaron en procura de esa inquietud, pero por múltiples razones fracasaron en sus intentos.

Con el correr de los años, con la expansión de la zona industrial hacia el Valle del Guarco y con la construcción de importantes proyectos hidroeléctricos se produjo un crecimiento acelerado de la población. Esto preocupó aún más a los habitantes de Paraíso y lugares circunvecinos hacia el noroeste, sobre todo, pues era casi imposible las posibilidades de atención de una emergencia por parte de los Bomberos de Cartago.

Nuevamente, otras personas retomaron la iniciativa, procediendo de inmediato ante el Instituto Nacional de Seguros. Sin embargo, tuvieron poco éxito, pues ya se había creado una reglamentación para la apertura de nuevas estaciones de bomberos, la cual condicionaba a que las comunidades deberían aportar al INS, un terreno amplio y un edificio que reuniera las condiciones óptimas para instalación de la misma.

Ante esta realidad y con el convencimiento pleno de la necesidad de contar con este valioso servicio para la comunidad, una vez más se organizó otro grupo de distinguidos ciudadanos, para conseguir el terreno e iniciar la construcción del edificio. Por acuerdo del Consejo Municipal de Paraíso, en su sesión Nº 322 del 27 de agosto de 1981, se procedió a juramentar el primer comité con carácter formal, Pro Cuerpo de Bomberos de Paraíso. Días después, el nuevo comité gestionó ante el mismo Concejo Municipal, la donación del terreno, muy apropiado y con excelente ubicación, sobre el desvío Cachí-Orosi.

El Consejo acogió favorablemente la petición y otorgó el valor del remate de una patente de licores, por la suma de 70000 colones, para el fin bomberil. Con esta suma, con otras donaciones en efectivo y materiales por parte de los vecinos, se inició la construcción cuyos planos e inspecciones corrieron a cargo del Instituto Tecnológico de Costa Rica.

La construcción se inició el 3 de mayo de 1982, cumpliendo con lo establecido por el INS. Para canalizar todo tipo de ayuda y darle más formalidad al Comité, se creó la Asociación Pro Cuerpo de Bomberos, que funcionó hasta el año de 1996; dicha asociación, quedó legal constituida el 15 de diciembre de 1982.

Con el edificio listo, la Asociación de Desarrollo, con apoyo de los diputados, emprendió las gestiones ante la Presidencia Ejecutiva del INS, las cuales fueron aceptadas dándose el trámite correspondiente.

Personeros de la administración y de Dirección General de Bomberos procedieron a realizar los estudios pertinentes, rindiendo un informe afirmativo a mediados del año 1986. Pasado este proceso, los miembros de la Asociación y los diputados solicitaron audiencia a la Gerencia del INS, para saber la resolución final. Fue en esta reunión que las Autoridades del INS autorizaron formalmente la apertura de la estación, después de que la Junta Directiva acordara incorporarla al Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica.

El acto solemne de inauguración se llevó a cabo el 13 de febrero de 1987 por parte de señor Presidente de la República, bomberos, colaboradores y vecinos.

Descargue nuestro directorio interno aquí

Paraiso


Última hora

Nuestra misión es

Brindamos servicios de prevención y protección para salvaguardar la vida, los bienes y el medio ambiente.

Descarga el app
App Store | Play Store